HOME Artículos
Articles
Peajes
Tolls
Postales
Postcard
Enteros Postales
Stationery
Marcas Postales
Postal Marks
Historia Postal
Postal History
Prefilatelia
Prephilately
Blocks Souvenir
Mini Sheets
Temática
Thematic
Filatelia
Philately
VOLVER
BACK
SELLOS/STAMPS # 2115-2116
2002 “TRADICIONES PATRIAS”
SELLO # 2115 ENLARGE SELLO # 2116 ENLARGE
# 2115 # 2116
 
INSCRIPCIONES MARGINALES
SELLO # 2115 ENLARGE SELLO # 2116 ENLARGE
# 2115 # 2116
SELLO # 2115 ENLARGE
# 2115
SELLO # 2116 ENLARGE
# 2116
SOBRE PRIMER DIA / FIRST DAY COVER
SELLO # 2115-16 ENLARGE
MATASELLO / CANCEL
PRIMER DÍA DE EMISIÓN
FIRST DAY ISSUE
16.09.2002
stamp_2115-16
FOLKLORICAS/ FOLKLORIC
(#)
BANDERA CHILENA
(#)
HOME BACK PREV NEXT

TRADICIONES PATRIAS
Sello nº 2115-2116

EL VOLANTIN

Este es uno de los juegos más atractivo para los niños y adultos, la mayoría de nosotros en alguna oportunidad lo hemos tenido en nuestras manos. A través del tiempo el interés por los volantines ha disminuido, en relación con los cientos de cultores que tenia en el pasado. Pero aún así logra mantener su especial y tradicional encanto.

El volantín es la versión chilena del cometa y tiene una larga historia. Según Oreste Plath “en la historia de la civilización occidental da el nombre de Archytas de Tavento como inventor del juego del cometa”. Este filósofo y matemático vició entre los años 460 al 365 antes de Cristo.

Sus primeras apariciones en Chile fueron a fines del siglo XVII durante la colonia, cuando jóvenes sacerdotes misioneros, principalmente monjes benedictinos, competían entre ellos como con otras congregaciones. Era esa la época en que reinaban los famosos “pavos”, llamados también “jotes”, que alcanzaban dimensiones de cuatro a cinco metros por lado y que necesariamente debían ser sujetados por varios hombres. Se afirma que don Ambrosio O'Higgins fue un cultor destacado de este juego, lo que indiscutiblemente ayudó a ampliar su difusión.

Posteriormente dadas las reyertas que producían en su ejecución, fueron dictados bandos que normaron el juego. Tal es el caso del bando dictado por el gobernador don Luis Muñoz de Guzmán, en 1796, que ordenaba que no se podían encumbrar volantines “dentro de la traza general de la ciudad”, pudiendo hacer, sin embargo, en cañadas y orillas del río donde la espaciosidad permite el libre uso, sin el menor riesgo de esta diversión. Se dice que en los predios de la cañada alta, lo que hoy es provincia, se le veía a menudo encumbrando volantines y los presidentes, desde Manuel Bulnes a José Manuel Balmaceda participaron inaugurando los concursos de los volantines.

Existe una gran variedad de volantines, de todas formas y colores. Los hay en forma de círculo, como figura humana, estrellas, peras, figuras de aves o de animales, etc. Todos ellos corresponden a los llamados volantines algunos de los cuales son pequeñas obras de arte, llegando incluso sus autores a montar exposiciones en donde lucen sus creaciones más elaboradas.

Además de estas formas existen otras más populares, como la ñecla cuyas dimensiones son muy menores a las del volantín común. También está la cambucha, que es confeccionada con cualquier papel, incluso de diario, dándole forma de cucurucho. Esta no lleva armazón de madera, pero si los tirantes y una cola.

El volantín se hace con papel de seda muy delgado, de colores variados y hermosos. Los volantineros más entendidos señalan que el papel nacional es un poco más grueso y, por lo tanto, más resistente, auque el importado, por ser más delgado, remonta mejor con el viento, por poco que éste sea.

EL REMOLINO

Cuando la brisa septembrina anuncia la llegada de la primavera y el campo se apresta a lucir sus colores, se asoma entre nubes juguetonas, el arco iris. Entonces, ante la visión maravillosa de ese espectáculo que jamás terminará de asombrar, la imaginación vuela hacia confines misteriosos llenando los espíritus con la alegría sana del optimismo.

Es el tiempo en que esos colores que fugazmente decoraban el azul del cielo, descienden a las manos de nuestros niños en forma de remolinos, que enloquecidos y alegres, giran y giran movidos por la fuerza invisible del viento.
El remolino es una flor multicolor, que como prolongación del alma infantil, nace de sus manos para llenar los rostros de admiración y sonrisas.

Para un niño tener un remolino es un anhelo, un sueño que debe cumplirse. No tenerlo, más que una frustración, es una pena.

En este mes en que la Patria celebra un nuevo aniversario florecen como por arte de magia, uniéndose a volantines, a pelotitas de aserrín, a cotorritas que ven la suerte al son del organillo.

Es la alegría misma que año a año se renueva con la ilusión y la esperanza de días felices.

TARJETAS POSTALES COSTUMBRISTAS , LA CUECA , EL HUASO , PATRIOTICAS

HOME BACK PREV NEXT

DISEÑO:PATRICIO AGUIRRE WARDEN E-MAIL / CONTACTENOS   E-BAY   LINKS   UPDATE : 10/21/2015
free counters Flag Counter iniciado el 4 de febrero 2012
Stamp Collecting Topsite