HOME Artículos
Articles
Peajes
Tolls
Postales
Postcard
Enteros Postales
Stationery
Marcas Postales
Postal Marks
Historia Postal
Postal History
Prefilatelia
Prephilately
Blocks Souvenir
Mini Sheets
Temática
Thematic
Filatelia
Philately
VOLVER
BACK
SELLOS/STAMPS # 1964
1999 “40 AÑOS BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO”
SELLO # 1964 ENLARGE
# 1964
SOBRE PRIMER DIA / FIRST DAY COVER
SELLO # 1964 ENLARGE
MATASELLO / CANCEL
PRIMER DÍA DE EMISIÓN
FIRST DAY ISSUE
29.10.1999
stamp_1964
CATALOGO CHILE2006
MINT NUEVO USADO EN CARTA
1964 $ 320 Multicolor (Felipe Herrera e imágenes) 640.- 450.- 320.- 500.-
    Insc.marg.: "40 SELLOS = $ 14.400.-"        
    Tirada : 50.000        
    Sobre 1er. día        
            SUBIR
Dim.
Dentado
Papel
48 x 36 mm.
13¼.
Harrison.
Impresión :
Pliegos de :
Diseño :
Offset.
40 (5X8) especies.
Ricardo Badtke Epple.
Impresor :
Resolución
Día de emisión
Casa de Moneda de Chile
383/01-09-99
29-10-99
HOME BACK PREV NEXT
40 AÑOS BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO
“UN BANCO AMIGO” Enrique V. Iglesias (1988- )

La tercera administración del Banco comenzó en medio de la profunda liberación económica y amplia consolidación democrática en América Latina y el Caribe. El uruguayo Enrique Iglesias, quién inició su mandato al frente del BID en abril de 1988, traía al cargo amplia experiencia económica y diplomática y un profundo conocimiento de las necesidades de la región.
Los países miembros aprobaron en 1989 y 1994 grandes incrementos de sus recursos y una significativa extensión de su tradicional mandato. El propósito central del aumento del capital del año 1989 (por US$26.500 millones)fue respaldar los esfuerzos de los países prestatarios por restablecer el equilibrio macroeconómico, superar la crisis de la deuda externa, recuperar el crecimiento, crear nuevas fuentes de empleo y mejorar las condiciones sociales.
Entre los principales logros en el período 1989-93 se destacan el apoyo del Banco al mejoramiento de la eficiencia económica y la creación de un clima propicio para la inversión privada. Un 50% del programa de préstamos benefició a los grupos de menores ingresos, y se reforzó el apoyo a la microempresa, protección del medio ambiente y la participación de la mujer en el desarrollo.
El aumento de recursos en 1994 elevó el capital del Banco a la cifra récord de US$101.000 millones. Entre las prioridades en los últimos años se destacan: lucha contra la pobreza y por una mayor equidad social, modernización del Estado, apoyo a la integración subregional y continental, mejoramiento de la infraestructura, incluyendo préstamos directos al sector privado y el uso sustentable de los recursos naturales.
El exitoso cumplimiento de la misión del BID a lo largo de lo últimos cuarenta años fue resultado tanto de la visión y liderazgo de sus tres presidentes como de que los propios países de América Latina y el Caribe se encargaron de adecuar el mandato y las prioridades de “ su Banco Amigo” a las siempre cambiantes necesidades y condiciones nacionales y locales.
LA INTERNACIONALIZACIÓN DEL B.I.D.
Antonio Ortíz Mena
(1971-1987)
El mexicano Antonio Ortíz Mena llega a la Presidencia del BID luego de una destacada y larga trayectoria a cargo de la economía y finanzas de su país. Su período se inicia con un cambio profundo en la institución para adaptarla a las nuevas reglas del juego de la cooperación internacional entre el tercer mundo y Estados Unidos, Japón y Europa. Primero se incorporan como miembros prestatarios al Banco la mayoría de los países de habla inglesa del Caribe y luego, a mediados de los años setenta, ingresan dieciséis países extrarregionales Japón, Israel y países europeos, como miembros no-prestatarios.
El BID se convierte en actor cada vez más importante en el financiamiento externo de América Latina y del Caribe. El volumen anual de préstamos aprobados por el Banco, de US$630 millones en 1969, crece sostenidamente en los diecisiete años del período de Ortíz Mena hasta superar los US$3.000 millones anuales a partir de 1983.
Una de las características que diferencian al BID de otras instituciones multilaterales de financiamiento es la amplitud y diversidad de sus programas de cooperación técnica. Con estos programas, otorgados principalmente en forma de donaciones, se apoyaba el fortalecimiento de instituciones, transferencia de conocimientos y capacitación del personal encargado de ejecutar los proyectos.
Bajo el liderazgo de Ortíz Mena adquirió una creciente prioridad la construcción y mejora de la infraestructura física en la región. En el período 1971 a 1987, los préstamos para infraestructura (energía y transporte) representan más del 40% del total de créditos aprobados.
Como hito importante hay que destacar también la creación, en noviembre de 1984, de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), entidad afiliada al Banco dedicada al desarrollo de pequeñas y medianas empresas privadas de América Latina y el Caribe.
“MÁS QUE UN BANCO”
Felipe Herrera (1960-1971)
La creación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 1959 representó el logro de una antigua aspiración latinoamericana de cooperación hemisférica e internacional. Elegido por unanimidad en febrero de 1960 como Presidente del Banco, el abogado y economista chileno Felipe Herrera Lane (1922-1996) trajo a la flamante institución multilateral un gran compromiso con el desarrollo económico y social de América Latina.
Sus fundadores concibieron al BID, en palabras de Felipe Herrera, como “más que un banco”, con un liderazgo intelectual y un papel activo en el apoyo a programas de fortalecimiento institucional y financiamiento de proyectos de desarrollo económico, social y de integración. Una innovación visionaria para la época fue el mandato de atender no sólo proyectos con alta rentabilidad económica sino también a social, como agua y alcantarillado, vivienda, salud, educación y ciencia y tecnología.
El Banco Interamericano de Desarrollo fue también concebido como el banco de la solidaridad regional y hemisférica, reflejada en el principio de que los países prestatarios menos desarrollados recibiesen condiciones financieras más favorables que los más desarrollados. Creado con recursos por US$1.000 millones, el BID había efectuado préstamos por más de US$4.100 millones a fines del 1970.
El impacto que el BID tuvo en el desarrollo de América Latina durante su primer decenio no se debió sólo a los recursos financieros que facilitó o contribuyó a movilizar para programas y proyectos específicos sino a la pertinencia y calidad de sus políticas y, sobre todo, a la forma en que su acción logró llegar a muy diversos sectores de las sociedades latinoamericanas y a los proyectos de integración entre países.
  SUBIR

HOME BACK PREV NEXT

DISEÑO:PATRICIO AGUIRRE WARDEN E-MAIL / CONTACTENOS   E-BAY   LINKS   UPDATE : 09/12/2015
free counters Flag Counter iniciado el 4 de febrero 2012
Stamp Collecting Topsite